Dime características de tu piel y te diré cuales son los productos que necesitas

 

PIEL NORMAL 

Es una piel equilibrada, tiene buen aspecto, bien hidratada, suave, tersa. También conocida como "eudérmica" tiene buena tolerancia a los productos cosméticos y resiste muy bien los cambios de temperatura.


PIEL SECA

En este tipo suele haber aspecto de piel un poco apagada, con cierta tendencia a escamarse y tirante... y eso sucede porque tu piel no produce la suficiente capa lipídica para protegerla de los factores externos.

PIEL MIXTA

Es una piel que combina dos tipos, hay zonas grasas en la conocida zona T (frente, nariz y mentón), con una producción alta de sebo y normalmente con un déficit en el resto. Puede deberse a una distribución no homogénea de las glándulas sebáceas por lo que da varias tipologías de piel. 

PIEL GRASA

Sus principales características son; zonas brillantes y poros abiertos y grandes en todo el rostro, las glándulas sebáceas producen sebo de forma excesiva.

PIEL CON ACNÉ

Este tipo de piel tiene una afección cutánea, que se produce por dos problemas: por un lado, la glándula sebácea produce un exceso de grasa y, por otro lado, se da una obstrucción en los orificios de la superficie de la piel, llamados poros. Esto desencadena una inflamación del poro por acumulación de grasa en su interior, incluso pudiendo llegar a una infección del mismo.

Factores Internos

  • Alteraciones hormonales en las que hay un aumento del nivel de andrógenos (ej. pubertad o embarazo).
  • Causas genéticas: tener una piel grasa.
  • Trastornos endocrinos.

Factores Externos

  • Higiene incorrecta.
  • Condiciones climáticas extremas.
  • Estrés.
  • Medicamentos.

PIEL MADURA

Con el paso del tiempo y los años nuestra piel va perdiendo su actividad celular y capacidad regeneradora. Y progresivamente va envejeciendo como cualquier otro órgano de nuestro cuerpo apareciendo la piel madura.