Plasma Rico en Plaquetas

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es un material biológico autólogo, es decir, que se obtiene de la misma sangre del paciente, tomando una pequeña muestra por extracción venosa, que posteriormente se centrifuga para separar los distintos componentes (glóbulos blancos, rojos, plaquetas, plasma). Una porción del centrifugado contiene plasma rico en plaquetas, que son las células que participan en la coagulación. Estas poseen una gran número de sustancias llamadas “factores de crecimiento” que promueven la migración y división celular. Estos factores tienen el potencial de estimular la respuesta reparativa de los tejidos dañados.

El tratamiento de Plasma Rico en Plaquetas no requiere de hospitalización ni anestesia y el tiempo estimado por sesión no suele superar los 45 minutos. Los resultados no son permanentes ya que se trata de un tratamiento temporal, es por ello que recomendamos el tratamiento completo de tres sesiones al año.

Cuidados Pos-Tratamiento:

Tras el tratamiento y los dos días posteriores es normal que la zona tratada se encuentre enrojecida, hay que evitar durante ese lapso de tiempo la exposición al sol.

Las principales ventajas del tratamiento:

Son las de conseguir un aspecto más rejuvenecedor, una piel más firme y luminosa, además de suavizar arrugas de la piel.

Contraindicaciones:

Embarazo y Lactancia.

Patología tumoral 

Infección o inflamación local activa (Herpes - Eczemas - Urticaria)

Epilepsia

Inmunosuprimidos

Diabéticos o hipertensos no controlados

Enfermedades autoinmunes

Pacientes que toman retinoides o corticoides

Pacientes que fueron sometidos a intervención quirúrgica 

 

 


Lo sentimos, no hay productos que coincidan con su búsqueda.